• webinguz

Exposoma: el hábito sí hace al monje


Ante el estilo de vida como el que a veces estamos avocados a llevar (sentados largas horas en el sofá o frente al ordenador, teletrabajando, sin salir de casa; comiendo comida rápida o precocinada (cheat meal); sin poder hacer ejercicio con la excusa de la “falta de tiempo”…), la comunidad científica ha estudiado y explicado cada vez más la importancia del concepto EXPOSOMA.


“Tener una vida longeva, saludable y que nuestro cuerpo y mente estén equilibrados y sanos depende de todos los factores que nos rodean, de lo que hacemos y de nuestros hábitos diarios (exposoma)"

Este término se define como todo el conjunto de factores a los que estamos expuestos desde que nacemos hasta que fallecemos y cómo afectan a nuestra respuesta biológica.




La evidencia científica corrobora con cientos de estudios que tener un exposoma saludable puede alargarnos la vida de forma considerable:


Los últimos datos reflejan conclusiones interesantes como que:

  • Actualmente existe una alta prevalencia de niveles bajos de vitamina D en la población.(1) porque pasamos demasiadas horas en oficinas y espacios con luz artificial, lo que hace que la tan necesaria exposición a la luz solar sea a menudo muy escasa.

  • La exposición y relación con la naturaleza puede ayudarnos a mejorar nuestra presión arterial (2), estados de ansiedad (3) o mejorar la función inmunitaria(4). En otro artículo hablaremos de los shinrin-yoku o #domingosactivos de Inguz.

  • El 53.6% de la población española tiene sobrepeso u obesidad. (5)

  • Un tiempo inadecuado de sueño (sea corto o excesivo), un cronotipo tardío, el insomnio, los ronquidos y la somnolencia diurna excesiva se asocian con un aumento de entre el 10% y el 40% del riesgo de padecer ECV (enfermedades cardiovasculares). (6)

En resumen, que podríamos enumerar una larga lista de conclusiones y etcéteras que demuestran una vez más los beneficios de tener buenos hábitos de vida, no sólo por la prevención de enfermedades y patologías fisiológicas, sino para mejorar la salud mental y el estado de ánimo (tan importante en nuestro sistema inmunológico).


Como podemos ver hay numerosos factores que afectan a nuestra salud. Vemos que con entrenar un par de días con una rutina de ejercicios no surge la magia. Como se intuía y ahora respalda la evidencia científica hablamos de un TODO, un conjunto de factores que nos rodean que afectan a nuestro organismo, y donde lo que hacemos, desde que nos levantamos hasta la calidad y las horas de sueño cuando dormimos, cuentan.


Con estas contundentes conclusiones, en INGUZ sabemos la importancia de los hábitos saludables por lo que trabajamos con una metodología que mejore todos los aspectos del exposoma, explicando a nuestros clientes cómo mejorar su calidad de vida y ofreciéndoles distintas actividades y servicios para ser humanos cada vez más sanos, longevos y felices.



1. Palacios C, Gonzalez L. Is vitamin D deficiency a major global public health problem? J Steroid Biochem Mol Biol. 2014;144 Pt A:138-45.

2. Ideno Y, Hayashi K, Abe Y, Ueda K, Iso H, Noda M, et al. Blood pressure-lowering effect of Shinrin-yoku (Forest bathing): a systematic review and meta-analysis. BMC Complement Altern Med [Internet]. 2017;17(1):409. Available from: https://doi.org/10.1186/s12906-017-1912-z

3. Kotera Y, Richardson M, Sheffield D. Effects of Shinrin-Yoku (Forest Bathing) and Nature Therapy on Mental Health: a Systematic Review and Meta-analysis. Int J Ment Health Addict [Internet]. 2020; Available from: https://doi.org/10.1007/s11469-020-00363-4

4. Li Q. Effect of forest bathing trips on human immune function. Environ Health Prev Med [Internet]. 2010;15(1):9–17. Available from: https://doi.org/10.1007/s12199-008-0068-3

5. Carmen Pérez-Rodrigoa,b, Gotzone Hervás Bárbarab, Marta Gianzo Citoresb, Javier Aranceta-Bartrinaa,b,c,d,e, Prevalence of obesity and associated cardiovascular risk factors in the Spanish population: the ENPE study

6. Fan, M., Sun, D., Zhou, T., Heianza, Y., Lv, J., Li, L., & Qi, L. (2019). Sleep patterns, genetic susceptibility, and incident cardiovascular disease: a prospective study of 385 292 UK biobank participants. European Heart Journal, 41(11), 1182-1189.

43 visualizaciones