• Inguz

Ruta por el Monte Abantos


Ruta por el Monte Abantos

Nuestra primera ruta como Inguz transcurrió por una de las zonas de senderismo predilectas de Madrid. Primer fin de semana después de 3 meses que podríamos disfrutar de la naturaleza. Aunque sabíamos de las ganas de los madrileños por ir al monte, nos decidimos por la zona de Abantos, ya que intuíamos la masificación que sufriría Navacerrada y Cotos.


Lo primero que debes saber para realizar una ruta es que, cómo bien dice el refrán, “Quién madruga, Dios le ayuda”. Es importantísimo sacrificarse un poco de nuestro sueño y nuestra pereza para poder llegar al destino pronto. Cuanto más aproximemos la hora de comienzo, a la hora del amanecer, menos gente nos encontraremos, aparcaremos de una forma fácil y, en esta época del año, acabaremos nuestra ruta hacia las horas centrales del día, ahorrándonos así un sufrimiento innecesario por el calor. Éste puede hacer nuestra actividad una tortura interminable, además de producirnos más cansancio y fatiga posterior o, incluso, poner en riesgo nuestra salud. En cualquier época del año es también muy importante conocer la climatología del lugar donde vamos a hacer nuestra ruta.




Siempre he dicho que la gran mayoría de los madrileños no saben apreciar la riqueza que tenemos que nos ofrece nuestra sierra. Fijamos nuestras miradas en otros lugares, sin fijarnos que a unos pocos kilómetros podemos tener una naturaleza que no tiene nada que envidiar a otros muchos lugares. El Sistema Central que recorre nuestra comunidad de noroeste a suroeste alberga una variedad inmensa para realizar ejercicio y actividades que nos sirvan de entrenamiento, a la vez de ser una vía de escape para tan ajetreada ciudad. En este caso, el pico de Abantos es un clásico madrileño, asequible a todo el mundo. Su nombre procede del ave rapaz abanto, ya que es frecuentado por esta especie. La mayor parte del territorio del monte pertenece a San Lorenzo de El Escorial, provincia de Madrid. Sin embargo, el grueso de la ladera oeste es de la provincia de Ávila. Su cima es un espectacular mirador del valle y de la sierra de Guadarrama. En su ladera Norte está el Valle Cuelgamuros, famoso por albergar el Valle de los Caídos.


Se trata de una ascensión clásica de media montaña que no entraña la más mínima dificultad, ni siquiera para un principiante. No obstante, algunas zonas no están exentas de peligro, por lo que no es aconsejable su ascensión en solitario. La ruta es corta y el desnivel acumulado no es excesivo, por lo que en 6 horas hay tiempo suficiente para realizarla por completo. La subida es suave y ofrece parajes muy interesantes para explorar. Innumerables rutas salen desde el pueblo de El Escorial que te llevan hasta lo más alto o simplemente recorren la cordillera. Nosotros ascendimos a su pico (1.763 metros) en dos horas y media y realizamos el descenso en escasas 2 horas.



Para aquellos que queráis conocer esta ruta más a fondo y queráis realizarla, os recomiendo que sigáis este enlace.


No dejéis pasar la oportunidad de hacer deporte en un paraje único, pudiendo realizar tu actividad entre una gran variedad de flora y fauna.

  • Facebook Inguz
  • Instagram Inguz
  • YouTube Inguz
  • LinkedIn Inguz
  • Twitter Inguz
Inguz PNG blanco.png